Limpieza de fachada Artic ParexLanko Tecnan
 

Contacte con nosotros

HORARIO: De lunes a viernes de 8:00 a 13.30 y de 15:00 a 18:00

Teléfono:(+34) 944 54 20 21

Contacto con nuestro servicio de atención al cliente

Newsletter

Introduce tu email para suscribirte a nuestras novedades y promociones

MUREX THERMO Ampliar

MUREX THERMO

Mortero monocapa conforme a Norma UNE-EN 998/1:2003 muy aligerado, de alto rendimiento y bajo coeficiente de conductividad térmica para revoco y revestimiento de fachadas.

Más detalles

Envase: 23 KG

Descripción: 

Mortero monocapa conforme a Norma UNE-EN 998/1:2010 muy aligerado, de alto rendimiento (aprox. 9,5 kg/m2 y cm de espesor) y bajo coeficiente de conductividad térmica (λ = 0,220 W/m•K) para revoco y revestimiento de fachadas.

Indicado para obras nuevas y rehabilitaciones en las que se requieren morteros con características tradicionales y protección frente al agua de lluvia.

Contiene compuestos hidrofugantes a base de nanopartículas de silicio que reaccionan entre sí, formando una retícula tridimensional sin taponar los poros permitiendo así la difusión del vapor de agua y creando un efecto hidrorrepelente que arrastra el polvo acumulado en la fachada provocando un efecto de autolimpieza. 

Por su baja conductividad térmica, actúa como regulador térmico conservando la temperatura más estable de los materiales que reviste, anulando la diferencia térmica de los mismos y disminuyendo el riesgo de fisuras de los revestimientos provocadas por los esfuerzos higrotérmicos.

Posee cualidades que no pueden obtenerse naturalmente con cementos o con cales artificiales. Solo la cal natural pura permite los cambios gaseosos entre el interior y el exterior de la vivienda.

Debido a sus características en cuanto a finura, tixotropía y adherencia es ideal para su aplicación a máquina.

Propiedades: 

  • Fraguado por reacción química de sus propios componentes (cal hidráulica) y por recarbonatación con el dióxido de carbono (cal aérea), lo que permite su aplicación en una sola capa.

  • Es compatible con los métodos de edificación y materiales antiguos y actuales desde el punto de vista químico, estructural y mecánico, adoptando un comportamiento armónico con el de otros materiales como la piedra, cerámica, hormigón, etc.

  • Excelente adherencia al soporte debido a la finura de la cal y a su magnífica retención de agua que mantiene durante más tiempo su pH básico (>12).

  • Elevada tixotropía y resistencia.

  • Permite mayores espesores en una sola pasada, sin descuelgues ni rechazos.

  • Térmico.

  • Mortero ligero, plástico, graso y untuoso, fácil de extender y trabajar.

  • Gran variedad de acabados: texturas y colores.

  • Excelente estanqueidad frente a ataques físicos (vibraciones, vientos, ciclo hielo-deshielo) y químicos (lluvia, sales ácidas, etc.) así como constancia de volumen bajo condiciones variables de humedad.

  • Su gran elasticidad favorece la adaptación a las deformaciones del soporte sin provocar agrietamientos, adaptándose a los movimientos de lo construido antiguo y nuevo.

  • No es tóxico ni produce sales nocivas y sus propiedades fungicidas y bactericidas, intrínsecas de la cal, lo convierten en un producto "sanador" de hongos y bacterias que asolan las construcciones viejas y húmedas.

  • Es respetuoso con el medio ambiente: sus residuos son reciclables y reutilizables.

  • Su condición hidrófuga impide el paso del agua desde el exterior al interior del edificio.

  • Sus poros le hacen ser permeable al vapor de agua, lo que además de la evaporación de humedades provenientes de los soportes facilita los cambios gaseosos entre el interior y el exterior del edificio, favoreciendo que "respiren" los muros y evitando condensaciones.

  • Mayor estabilidad estructural por el autosellado de las grietas: el mortero absorbe agua disolviendo la cal aérea que al hidratarse de nuevo penetra en las grietas donde se vuelve a recarbonatar para sellarlas (es un fenómeno relacionado con los ciclos de disolución/reprecipitación de la calcita).

  • Por su composición con cal aérea absorbe el dióxido de carbono del ambiente limpiando la atmósfera y creando un microclima rico en oxígeno y un ambiente de confort ideal para las personas que lo habitan y en especial las que padecen cualquier tipo de alergia. Posee unas propiedades bioclimáticas excelentes.

  • Rendimiento muy superior a los monocapas comerciales (aprox. del 50% al 70% menos de consumo).

Aplicaciones habituales: 

Revestimientos interiores y exteriores, principalmente en fachadas. 

Por su bajo coheficiente de conductividad térmica disminuye la transmitancia térmica de los muros que reviste, haciendo de aislante corrector para cumplir el CTE (Código Técnico de la Edificación).

Preparación del Soporte: 

Limpiar el soporte eliminando cualquier resto de polvo, líquidos, desconchamientos, etc.

Con fuerte calor o soportes muy absorbentes, humedecer éstos bien previamente.

Modo de aplicación: 

Mezcla

Mezclar el producto en polvo con agua, ajustando ésta hasta alcanzar la consistencia requerida.

Es muy importante no cambiar la dosificación de agua entre amasados.

Amasar utilizando la mezcladora de la máquina hasta la homogeneización del producto.

Ejecución

Aplicar el mortero manualmente o proyectar de forma compacta, uniforme y sin irregularidades.

Reglear para regularizar la superficie.

Corregir las imperfecciones del regleado alisando con una llana.

Acabado

Una vez alcanzado el endurecimiento necesario proceder al acabado deseado.

Colores: 

Carta de colores.

Rendimientos aproximados: 

Consumo en seco: 9,5 – 10 kg/m2 y cm de espesor.

 




Descargar ficha técnica